La luz de vuestra desdicha

Ay de los que abrazáis la doctrina, por miedo a la pregunta...

de los que ansían la tierra firme, ahuyentados del nadar del lobo..

Ay de los que no esperan a morir para abandonar...

No existe resguardo para la tormenta... 

Abrazar el infortunio, lo azaroso, bendecid la angustia,..., sera la única luz que iluminara vuestra desdicha..

Cabalgad, malditos, la agonía de vuestro tiempo



Comentarios