Canción de hielo y fuego: Festín de cuervos

Tras leer este verano el tercer volumen de la saga y ver la séptima temporada de la serie, he sido incapaz de aguantar un año para leer Festín de Cuervos.

De nuevo, la serie televisiva ayuda ayuda bastante a seguir el hilo de una trama que se complica por momentos, hasta requerir dos volúmenes para el último libro.

Desde mi punto de vista, se percibe cierto agotamiento o discurrir errático (últimamente pronuncio demasiado esta palabra) de la historia.

Los personajes literarios, ciertamente merecen la pena leídos, y el texto reserva algún contenido extra como Lady Corazón de Piedra o el desarrollo de las profecías de Maggy the Frog.

Creo que no aguantaré y empezaré pronto el quinto y último volumen.
Imprescindible.



Comentarios