Mi familia y otros animales

By Source (WP:NFCC#4), Fair use, https://en.wikipedia.org/w/index.php?curid=40275412
Nueva referencia de la serie libros que vengo leyendo a mis hijas antes de dormir y según avanza el experimento, los resultados no han dejado de mejorar ni un momento.

Ahora, cada noche, cuando llega la hora de acostarse, viene corriendo a buscarme y preguntan "¿leemos?" Es posible que se trate de una treta para alargar lo máximo posible la tarde/noche, pero lo cierto es que lo vienen haciendo. Además, les suelo leer unas 20 páginas, que corresponden con un capítulo, y al terminar, a veces me piden seguir con el siguiente.

Por si fueran pocas las ventajas de leerles a los niños, recientemente encontré un interesante artículo (en inglés) donde se mencionan las ventajas que para la salud cognitiva presenta la lectura en voz alta. Así que en conjunto una experiencia gratificante.

Hasta ahora, la elección de los libros me ha correspondido a mí,  y son algunos de los que leí de pequeño y que recuerdo con especial cariño. En esta ocasión, se trata de Mi familia y otros animales, primera de las entregas de la Trilogía de Corfú, escrita por el naturalista británico Gerall Durell.

En el libro el autor narra su vida familiar durante el tipo que su familia estuvo viviendo en Corfú. El texto de por si esta repleto de interesantes historias, descacharrantes anécdotas que hacen reir y la descripción de todo en entorno natural que hoy en día forma parte de un mundo ajeno para muchos niños. 

Los miembros de la familia, lugareños como Lugaretzia o Spiro, o de corte clásico, como el Dr. Theodore Stephanides o el Profesor Kralefsky representan una fauna humana digna de toda consideración y estudio. Personajes animales, como Dodo, Roger, Widdle, Puke o las Gurracas, elevados a la categoría de humanos y que complementan el universo rural de la isla mediterránea, recorrida por tierra y mar, gracias al Bootle-Bumtrinket,  para completar una imagen que fácilmente podría desembocar en realismo mágico.

En mi caso, además, mis propios recuerdos infantiles comparten muchas de las anécdotas recogidas, por lo que aunque rememoradas a través de las palabras de Gerall Durrel, aproveché para compartir algunas de mis propias vivencias con mis hijas. Por lo demás, es uno de estos libros que hacen verdaderamente reir.

En fin, altamente recomendable.





Comentarios