El cuento de la Criada

Interesante referencia que llega a mis manos precedida de la aparición de una serie inspirada en el texto. Aunque no he visto la serie, me la recomendaron efusivamente y esto me llevo a leerla.

Una de las primera cosas que me ha sorprendido son las profusas explicaciones sobre la historia que contienen la descripción de la contraportada y en el prólogo de la autora.  Aunque al principio parece excesivas, una vez leído el texto, me parecen incluidas para que el texto no defraude a aquellos que han visto la serie. En mi caso, no había tal necesidad.

Así que sin demasiadas pretensiones, la lectura me ha gustado realmente. El texto comienza con la descripción de ambientes opresivos, o intimistas, ya que en realidad no parecen conectados con el regimen totalitario que poco a poco se va abriendo camino en la historia. Lo cierto es que la autora trasmite de manera efectiva los pensamientos, las sensaciones que la protagonista va experimentando y solo a partir de la mitad del texto estos aparecen conectados con la parte del régimen totalitario.

No se si intencionadamente o de manera fortuita, todos los elementos de una sociedad totalitaria van surgiendo lentamente: las reglas que buscando proteger y mejorar la vida de las mujeres se convierte en los fundamentos de la opresión, la casta de sacerdotisas, los ritos pervertidos que aplastan a los que se suponen que protegían, la corrupción que permite escapar de sus propias reglas a los que más se benefician de ellas. En fin, la misma historia de terror que hemos vivido una y otra vez, pero ahora en nombre de la protección de las mujeres.  

El efecto es realmente bueno, al menos en mi opinión, pues a la vez que una excelente novela sobre lo que podría ser la historia de una mujer que pierde a su familia y entra en un convento, por ejemplo, se revela la descripción de un futuro de terror probable, donde dogmas nuevos alimentan a los inquisidores de siempre. 

La postura de la autora parece clara: Como en Un Mundo feliz:  si después de tales tempestades, la protagonista de la novela afirma: "El amor. [...] Enamorarse". Es decir, la libertad dista de ser perfecta, pero nunca podrá ser reemplazada por las religiones del odio, prestas siempre a pervertir nobles ideales, para eregirse en prescriptores de fatwas.

En fin, muy interesante.

Que mejor que Mná na hÉireann (Women of Ireland) para poner banda sonora a esta entrada. En esta versión se funden la primera parte, que podría ser un lamento por las todas las mujeres, con la parte final de rebelión.




Comentarios