Tomek. El Rio al Revés, de Jean-Claude Mourlevat

Nueva revisión de la serie "Libros para antes de dormir", que vengo leyendo a mi hija, en una tradición que se ha convertido ya en todo un ritual familiar. De hecho, durante las últimas semanas me tocó viajar por unos días y con la ayuda de mi esposa y mis otros hijos, se mantuvo el rito.

En esta ocasión recuperé uno de esos títulos que andan por mi librería y que llamó mi atención por su cuidada edición, tipografía adecuada para niños y una longitud de capítulo que permite su lectura completa en unos 10 minutos. 

Efectivamente, el libro incluye un conjunto de ilustraciones realmente cuidadas con las que se abren cada uno de los capítulos, y que completan una experiencia estupenda.

Además, la historia es fascinante. Por un lado, el autor elabora una fantasía propia, no excesivamente compleja, pero con encanto casi cinematográfico, que da cabida a unos personajes con cierta madurez, donde el lector se puede adentrar en cierta sofisticación de la edad adulta.

De hecho, no solo he encontrado el libro interesante para leer a mi hija, sino que también me ha resultado muy interesante a mi. La literatura para niños tiene su encanto.

En definitiva, muy interesante y recomendable.





Comentarios